Consejos útiles
Spento

Cómo defenderse de la contaminación. ¿Qué podemos hacer?

A continuación explicamos unas simples recomendaciones para reducir la exposición a la contaminación y participar en la mejora del medio ambiente:

Spento

Contaminación atmosférica exterior

  • Usa el coche sólo cuando sea indispensable, procurando utilizar, en cambio, los medios públicos o desplazándote a pie o en bicicleta.
  • Evita sacar los niños a la calle en las horas punta de tráfico intenso o lento. Si esto no es posible, sujeta a los pequeños en brazos o en bandolera, para alejarlos de los gases perjudiciales de los vehículos a motor.
  • Reduce todo lo posible la exposición al tráfico de vehículos durante el embarazo.
Spento

Contaminación atmosférica interior

  • No fumes no dejes fumar en casa o en el coche: las ventanas las abiertas no ayudan.
  • Ventila durante 48-72 horas los locales donde se colocan muebles  nuevos de aglomerado y/o madera contrachapada, alfombras o tapicerías nuevas.
  • Ventila las prendas lavadas “en seco” antes de volvértelas a poner.
  • Reduce drásticamente el uso de insecticidas, herbicidas, fungicidas y anticarcomas. No utilices sartenes/ollas antiadherentes rayadas o desgastadas.
  • Evita o reduce el uso de tejidos tratados (hidrorrepelentes, antimanchas).
  • En la medida de lo posible utiliza recipientes de vidrio o cerámica para los  alimentos.
  • Asegúrate de que los ambientes estén bien ventilados, sobre todo durante la limpieza.
  • Enjuaga con agua abundante las superficies donde se han aplicado detergentes químicos, pero sobre todo intenta utilizar productos  ecológicos (bicarbonato, vinagre).
  • Utiliza lo menos posible las impresoras láser.
  • Para tus niños: mejor los rotuladores o marcadores de base acuosa, cómprales lápices de colores, haz que jueguen con colores de agua.
Spento

Contaminación atmosférica electromagnética 

  • Reduce al máximo el uso del móvil, sobre todo los niños y adolescentes (utiliza el manos libres o auriculares, no acerques el teléfono al cuerpo, mejor escribir que hablar).
  • No llames cuando la señal es débil (una barra o menos): si el número de barras es bajo el teléfono emite más radiaciones para recibir la señal del enlace de radio.
  • Espera que el teléfono se conecte con el enlace de radio antes de acercarlo al oído (los móviles emiten más radiaciones en el momento de intentar la conexión).
  • Mira la televisión a al menos 2 metros de distancia. 
  • No dejes conectadas las mantas eléctricas ni los cojines eléctricos cuando estás en la cama, sobre todo durante el embarazo.
  • No coloques despertadores ni otros aparatos eléctricos cerca de la cabeza, especialmente durante el sueño.
  • No permanezcas mucho rato cerca de electrodomésticos en marcha y mantén el secador de pelo alejado de la cabeza.
  • Reduce el uso de electrodomésticos no indispensables (cepillo de dientes eléctrico, máquina de afeitar, rizador de pelo...).
  • Mantén los aparatos de vigilancia a como mínimo 50 cm de los recién  nacidos.
Spento

Para el medio ambiente y la salud:

  • Para las nuevas madres es mejor la alimentación a pecho ya que, aparte de las enormes ventajas conocidas desde hace décadas, podría actuar positivamente como “antídoto” frente a muchas sustancias tóxicas.
  • Reduce, por lo menos durante el embarazo, la lactancia y la primera  infancia, los alimentos potencialmente más ricos en sustancias peligrosas (como el pescado de gran tamaño, sobretodo el enlatado y cuya proveniencia sea incierta).
  • Lee siempre con atención las etiquetas de los alimentos que compres.
  • Mejor el consumo de fruta y verdura fresca y de temporada, preferentemente  ecológica.
  • La eliminación de los residuos es una fuente de contaminación, por ello: reduce la cantidad producida, separa la materia orgánica (papel, plástico,  cristal), reutiliza, recicla.
  • Reduce el ruido: baja el volumen. Un ambiente de vida ruidoso puede ser la causa de dificultades en el aprendizaje, trastornos del humor y del sueño y cefalea.
  • No enciendas luces inútilmente. Enseña a los niños a apagar siempre la luz cuando salgan de una habitación.
  • Utiliza bombillas de bajo consumo energético y compra electrodomésticos* (frigorífico, lavaplatos, etc.) de clase A.
  • No dejes la televisión, el vídeo, el ordenador u otros aparatos electrónicos en “stand-by”.
  • No dejes enchufados los cargadores de los aparatos portátiles.
  • Usa con moderación el aire acondicionado.
Spento

Conclusiones

En aquellos casos en que las pruebas científicas sean controvertidas pero indiquen la existencia de riesgos, es indispensable aplicar el Principio de Precaución que sugiere medidas preventivas sin esperar la aparición del daño. 

La única solución para limitar los efectos de una contaminación cada vez más invasiva es la prevención primaria, y por lo tanto la drástica reducción de la producción y emisión al medio ambiente (biosfera y cadenas alimentarias) de sustancias contaminantes, así como la reducción de la exposición individual a dichos contaminantes, especialmente en los casos de condiciones sensibles: individuos en edad fértil, contexto materno-fetal, infancia. 

Se hace evidente que con un conjunto de información correcta, responsabilización y atención diaria se contribuiría a reducir la contaminación y los riesgos para la salud humana y, especialmente, para la salud infantil y la de las generaciones venideras. 

Es urgente modificar los ambientes de vida, de forma que cubran en mayor medida las necesidades del ser humano, con una atención particular a los individuos vulnerables.

¿Hasta cuándo podremos fingir que no vemos o no sabemos?

Spento